El zumo de noni y la importancia del zinc en tu dieta

La importancia del Zinc en la dieta - propiedades del noni

 

El zinc (o cinc), es un elemento químico esencial, imprescindible para el crecimiento y la buena salud de una parte importante del organismo. Es el segundo mineral más abundante en el cuerpo humano después del hierro, y se asocia al correcto funcionamiento de más de 100 enzimas presentes en nuestro organismo, lo que lo convierte en un oligoelemento imprescindible, especialmente durante las etapas de crecimiento, el embarazo y la lactancia.

El zinc abunda en las proteínas, especialmente en aquellas de origen animal, como las carnes rojas y el pescado, la leche, el queso y los huevos; aunque también está presente en las legumbres y en ciertas frutas, como el aguacate, la granada y el noni.

Las dietas vegetarianas suelen ser pobres en zinc, por lo que es recomendable en estos casos el consumo de legumbres y de suplementos, como el zumo de noni, que pueden ayudar al organismo a mantener cantidades correctas de zinc.

EFECTOS DEL ZINC EN LA SALUD GENERAL

  •  El zinc es imprescindible para mantener un buen sistema inmunitario. La “colaboración” de este mineral con las enzimas de nuestro organismo ayudan a que el sistema inmune se refuerce. Las dietas con carencias de zinc pueden dar lugar a una salud más débil y a cierta propensión a contraer resfriados o gripes.
  •  Nuestro cerebro es el órgano donde mayor cantidad de zinc se concentra, puesto que tiene un papel muy activo en la plasticidad sináptica, y por lo tanto en el aprendizaje. Es imprescindible mantener unos niveles correctos de zinc durante las épocas de estudios y trabajo intelectual o intenso.
  • El zinc es clave en la síntesis, almacenamiento y secreción de insulina, por lo que está altamente recomendado en la dieta de las personas con niveles altos de azúcar en sangre o con diabetes de tipo 2.
  • Intervienen en el correcto metabolismo de las proteínas.
  • Tiene un papel fundamental en el funcionamiento del hígado y de los riñones. Estos órganos son, después del cerebro, los que más zinc acumulan en nuestro organismo. Niveles adecuados de este oligoelemento aseguran su desarrollo y buen funcionamiento.
  • Favorece la cicatrización y la renovación celular.
  • Tiene acción antioxidante. Lo que permite al organismo producir nuevas células sanas y combatir los radicales libres que se acumulan en nuestro organismo. En el zumo de noni, la acción conjunta del zinc, la vitamina C y los polifenoles se conjugan para aumentar su poder antioxidante y retardante del envejecimiento celular.

EFECTOS DEL ZINC EN LOS HOMBRES

El cinc tiene una importancia especial para el género masculino. Es un mineral imprescindible para el desarrollo de los órganos reproductores de ambos sexos, pero en el hombre juega también un papel fundamental en el buen funcionamiento de la próstata, evitando que la glándula se agrande o inflame. Además, el zinc aumenta los niveles de testosterona en sangre y evita que esta se degrade en estrógenos.

También cumple una función significativa en la producción y calidad del semen.

EFECTOS DEL ZINC EN LAS MUJERES

Como ya hemos dicho, este mineral contribuye al correcto desarrollo de los órganos reproductores. En la mujer es especialmente importante en los periodos de embarazo y lactancia, ya que el zinc interviene en la formación de los huesos, músculos y cerebro del feto, y el aporte que necesitan las mujeres embarazadas es mayor durante estas etapas.

Además, junto al cobre, ayuda a regular los ciclos menstruales e interviene en la formación de los óvulos.

EL ZINC EN LA DIETA

Como hemos comentado al principio de este artículo, son especialmente ricos en zinc las carnes, leche y huevos, lo que puede ser problemático para las personas vegetarianas o que han comenzado una dieta de adelgazamiento en la que quieren evitar carnes rojas y grasas animales. En estos casos, te damos unos consejos:

  • Reemplaza la carne por legumbres, especialmente judias blancas o garbanzos.
  • Si no sigues una dieta vegetariana, reemplaza las carnes y huevos por pescado. Evitarás grasas y el aporte de zinc será similar.
  • Come avellanas, habas de soja, semillas de sésamo o pipas de calabaza. Son ricas en zinc y puedes añadirlas directamente a ensaladas.
  • Usa espinaca en vez de lechuga si quieres darle un aporte extra de este oligoelemento a tus ensaladas.
  • Comete una onza de chocolate puro. Sí, puedes darte un capricho con una onza de chocolate negro y también estarás aportando zinc a tu organismo.
  • ¡Y tomate dos shots de Nonishots cada mañana! Además de zinc estarás aportando otros minerales, vitaminas, polifenoles, rutina flavonoide, escopoletina… El empuje que necesitas para tener una salud de hierro.

, ,

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies